¿Que es un Cronista Oficial?

Calle Bartolomé Camacho. Años sesenta.
Calle Bartolomé Camacho. Años sesenta.

         

           El cronista por definición es una persona que gusta de contar, generalmente por escrito, las cosas que han pasado ante sus ojos. Es por ello que no se trata estrictamente de un historiador. Tampoco se trata de un periodista, pues esta última es una profesión de corte moderno y que por lo general sostiene una relación laboral con una empresa periodística impresa o con un medio de comunicación electrónico. La modernidad ha comenzado a compartir con los cronistas algunos de sus métodos que vienen del pasado remoto.

 

          El cronista en sentido estricto es un comunicador de corte antiguo, cuyo hacer proviene de la noche de los tiempos, cuando los estilos literarios aún no se inventaban. Se trata al mismo tiempo de una práctica, la suya, que se ha encontrado íntimamente vinculada a tradiciones narrativas orales. Por regla general el ser humano, es un ente conversador, y ese ha sido precisamente el medio para transmitir experiencias vividas, comunitarias o individuales. La escritura, sin embargo, distingue al cronista de nuestros días, si bien hay que aceptar que a la gente de ciudades y pueblos le gusta que sus cronistas les hablen. Que lean sí, pero de ser posible que hagan públicos sus conocimientos ante auditorios, salones o pequeñas tertulias de cafés. Una crónica, en la acepción contemporánea del término puede ser también oral, sin que pase absolutamente nada ni pierda por ello su valor.

 

          La memoria es la virtud de registrar mentalmente el tiempo y los acontecimientos que lo recordamos. Por esta razón, a modo operandi, el Cronista Oficial de una localidad debe de dar fe de los sucesos más llamativos, importantes, y esclarecedores de cada periodo que se vive, dejando plasmado el punto de vista de una persona sin connotaciones políticas algunas, para que a si, el juicio más temido por el hombre, tenga los argumentos verídicos de la verdad, disponiendo a cada uno en el sillón de la verdad, o de la mentira.

 

           Y debemos aceptar que las comunidades humanas suelen tener una imagen de sí mismas, aunque no siempre se logra que se corresponda plenamente con la realidad. El cronista toma aquí el papel de memorioso. De registrador de su acontecer, evocador por excelencia de los hechos pretéritos de la comunidad a la que pertenece; gestor de la memoria histórica de la localidad, y en este caso de nuestra pequeña Toledo Andaluza: Montoro.

 

          Hoy en día la historiografía dota al Cronista Oficial del compromiso para sus ciudadanos, evitando apoderarse de ideas que no son suyas, respetando a sus creadores, memorizando a los transmisores, y perseverando en mantener a todos aquellos que han dado los frutos necesarios para la evolución de la historia.

 

          “El egoísmo termina por carcomer al más entero de los árboles, sin avisar cuando va a caer, y sin tener en cuenta, que no sólo el afilada hoja del hacha es capaz de derribarlo”

Nuevo Libro sobre Catalina, La Sabia de Montoro

Es indudable a estas alturas de la importancia que una humilde mujer ha dejado para la historia reciente de nuestro municipio. Curaciones, ayuda, humildad fueron algunos de los prodigios y lecciones que Catalina, La Sabia dejó para el conocimiento de generaciones futuras. Han sido dos los libros que se han escrito de esta Sabia, y sin duda muchos más que podían haber sido objeto de escribir, aunque lo que se ha intentado no es conocer todo de ella, sino que no se pierda su historia y se convirtiese en leyenda.

PRESENTACIÓN: Hotel Mirador Montoro. Jueves, 5 de diciembre. 19:30 horas.

GUÍA TURÍSTICA

Os invito a conocer los datos aportados y novedosos, registrados bajo el registro de la propiedad intelectual e ISBN internacional de la guía de turísmo de Montoro titulada con el nombre de: El Montoro de las tres Culturas. Conoce Montoro a través de su historia, recorridos medievales (judio, árabe y cristiano), heraldica, Roma, etcétera.

Podras encontrarla en la Oficina de Turismo de Montoro (C/ Corredera); Librerias, hotel Mirador de Montoro y hotel rural "La Molina Plaza".